El llanto es la forma en que su bebé se puede comunicar con usted.  Su bebé puede estar tratando de decirte que tiene hambre, dolor, que algo está demasiado caliente o demasiado frío, tiene el pañal sucio, tiene sueño, o se estimula más.

En promedio, los bebés lloran de 1 a 4 horas al día.  En algunos de estos períodos, nada de lo que hace parece consolar a su hijo, lo que puede ser muy desconcertante para muchos padres. 

Éstos son algunos consejos para ayudar a calmar a su bebé:

  • Dele a su bebé un chupete o use su dedo limpio, si usted no tiene un chupete a mano.
  • Intente hacerlo eructar. A veces, una burbuja de gas ha quedado atascado en el vientre de su bebé, lo que puede estar causandole dolor e incomodidad.
  • Meza a su bebé.
  • Toque y acariciar a su bebé.
  •  Envuelva a su bebé.
  • Cante y hable con su bebé.
  • Ponga música relajante suave para su bebé.
  •  Cargue a su bebé en sus brazos o en un transportador.
  •  Lleve a su bebé a dar un paseo o para un viaje en auto.  Un cambio de escenario es siempre agradable.
  • Dele a su bebé un baño caliente.
  • Dele a su bebé un masaje.
  • Si su bebé está sobre estimulado, elimina el objeto o situación que provoca la estimulación.
  • Use un asiento infantil con vibración o un columpio.

 

Si estos consejos no funcionan para usted, ponga a su bebé en un lugar seguro (como su cuna) y vaya a un lugar tranquilo para relajarse y recuperar su compostura.

Algunos bebés, sin importar lo que haga, no pueden ser consolados en ciertos momentos durante el día. Algunos son cólicos o reflujo. Desafortunadamente, no hay mucho más que hacer para un bebé que tiene cólico, además de tratar de consolar y calmarlos. La buena noticia es que el cólico usualmente se resuelve en 3-4 meses de edad. Si usted sospecha que su niño tiene reflujo, consulte a su pediatra para más información.

Fuente Babies 411

Anuncios