Aunque pensemos que en un restaurante nuestros hijos no se portarán bien porque se levantarán constantemente de la mesa, se aburrirán y estarán muy inquietos, no tiene por qué ser así. Una salida en familia a comer en un restaurante puede ir bien si seguimos algunas recomendaciones.

¿Cómo conseguir que los niños se porten bien?

Estos consejos pueden ayudar a que la salida con niños sea un éxito:

  • Aunque sean pequeños, conviene prepararlos, contándoles adónde van a ir y lo que se espera de ellos.
  • El local es importante: no hace falta ir a una hamburguesería con miles de juegos, pero sí conviene que sea un restaurante familiar, de comida casera, donde los niños sean bienvenidos.
  • Si es posible, hay que reservar mesa con antelación para evitar esperas.
  • No olvidemos llevar algún entretenimiento (mejor un juguete pequeño y no ruidoso).
  • Hay que hacerles caso y dejarles participar en la conversación. Si se aburren, alborotarán más y se cansarán antes.
  • Es importante que los niños sigan con su rutina diaria: deben comer a la hora de siempre y hay que respetar su siesta
  • Fuente: SerPadres.es

    Anuncios