La elección de dar pecho o utilizar biberón (o usar una combinación de ambos) es una decisión personal que cada mamá y-a-ser madre pronto tiene que enfrentar. Hay numerosas ventajas y desventajas de ambos. El método de alimentación escogido debe ser uno que incorpora puntos de vista personales, de salud, emocional y bienestar físico. Promoviendo un  hogar feliz y saludable para los padres, los niños, y sus hermanos.

Las ventajas

La leche materna es el alimento más idóneo para su bebé y es rentable, fácil de conseguir y fácil de digerir. La composición de la leche materna humana es única para cada individuo y proporciona a su bebé en crecimiento con todos los componentes nutricionales necesarios durante el crecimiento y el desarrollo.

A diferencia de la fórmula, la leche materna proporciona al bebé con inmunoglobulinas que ayudan a protegerlo contra enfermedades y alergias potenciales. Investigaciones sugieren que los bebés amamantados tienen menor riesgo de síndrome de muerte infantil súbita (SMIS), enterocolitis necrotizante (NEC), presión arterial elevada y el colesterol, la obesidad, la diabetes y el cáncer  de sus homólogos comparados con los niños alimentados con fórmula.

La lactancia materna no sólo es beneficioso para su bebé sino también para usted también. La lactancia materna libera hormonas que ayudan al útero se contraiga de nuevo a su estado previo al embarazo, y mejora la experiencia de unión bebé-madre.

La mayoría de las madres que practican la lactancia materna encuentran que bajar de peso es más fácil y más rápido que las madres no amamantan.  Investigaciones también indican que la lactancia materna puede ayudar a disminuir el riesgo de cáncer de mama y de ovario, la diabetes y la depresión post-parto.
 Las desventajas

Inicialmente, la lactancia puede ser difícil, incómodo, y doloroso para algunas madres.  Con la práctica y el apoyo, estos sentimientos se calman rápidamente y la lactancia se convierte en segunda naturaleza.  Las madres que practican la lactancia materna pueden sentirse abrumados y exceso de cansancio en el primer par de semanas. Una vez que la lactancia materna ha sido bien establecida, los miembros de la familia pueden ayudar a la madre con la alimentación del bebé (bombeo) la leche materna.

Problemas que pueden surgir y provocar un malestar en madre la en relación a la lactancia materna incluyen la mastitis (infección de los senos), dolor en los pezones, grietas en los pezones, y la congestión. Un cuidado adecuado de los senos puede evitar la mayoría de estos problemas.

     Las madres que prefieren dar pecho requieren un adicional de 500 calorías por día, mucho líquido, y mucho descanso para garantizar la producción de leche adecuada. Las madres lactantes de múltiples niños requieren un adicional de 500 calorías por día por niño. La cafeína y el alcohol debe ser limitado, ya que ambos pueden pasar a la leche materna. Madres en lactancia también deberían evitar los pescados altos en mercurio, ya que los niveles altos pueden ser perjudiciales para el desarrollo del cerebro de un bebé.

      Edúquese sobre la lactancia materna, analice las creencias personales (y la de su pareja). Discuta  el tema con su proveedor de atención médica para ayudarle a tomar la mejor decisión para usted, su bebé y su familia.  

Este artículo fue publicado originalmente por Babies 411

Anuncios